Foro de Rol, Yaoi, Yuri, Hetero
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Expiación y Pecado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Expiación y Pecado   Mar Oct 25, 2011 2:18 pm

Pecado, corrupción, suciedad de alma, la pureza mancillada, el buen nombre caído en desgracia mientras se es señalado constantemente al llevar consigo una muestra del pecaminoso deseo que embarga un corazón o un cuerpo, todo tema iba enfocado duramente a la caída de los ángeles gracias a la tentación, una tentación que provocaban en apariencia los demonios. Aquellos libros señalaban dura y fríamente, lo que era caer de la gracia del creador, las tretas que podían utilizar algunos demonios malditos y corrompidos para hacer caer a los puros e inocentes ángeles en el pecado carnal y banal del mundo. Claramente el autor de aquel libro tenia una fuerte obsesión por el sexo, pero estaba frustrado, los demás libros tenían temas parecidos.

Era verdaderamente una buena broma si bien no toda la selección de la sala, la mayoría solo podía ser considerada por alguien como Maximilian como un dato curioso en alguna reunión donde los tópicos suelen ser variados, extraños y para diversión. Dejo de lado el libro tomando a su vez lo que era una versión de lujo, encuadernado en piel con brocados en oro; un libro que relucia y se destacaba de los demás del montón que se apilaban en las estanterías. La Leyenda de Devas y Remil, escrito tal cual lo vieran en Heaven, si algo tenia que criticar del mismo era la fantasía en que arbitrariamente los ángeles decidían que Remil era una victima, de la misma manera en que la leyenda de Hell sonaba un tanto irrazonable, alegando que al estar prometidos, angel y demonio no debieron tener semejante final por un capricho de Sebel.

Era absurdo, pero el libro por la simple encuadernación y antigüedad valia una pequeña fortuna a la curisidad y ojos de un coleccionista

·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`



Última edición por Maximilian el Mar Oct 25, 2011 4:53 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ezequiel
Angeles
Angeles
avatar

Mensajes : 616
Fecha de inscripción : 31/03/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Mar Oct 25, 2011 3:06 pm

Ezequiel revisó por su cuenta los nuevos libros que había aprobado Cromwell que entrasen en aquella biblioteca, realmente todos y cada uno de ellos pasaban por una selectiva revisión antes de ser permitidos allí. Aunque Ezequiel no compartía la misma opinion sobre algunos, en realidad era un poco absurdo prohibir ciertos libros que luego circulaban tranquilamente en el mercado de Hell o Terra y cualquier ángel que saliera de la ciudad se diera el lujo de adquirir. Estaba tranquilamente leyendo una de tantas leyendas, esa en concreto parecía más realista que el resto.Era un libro diferente, hablaba de Remil y Devas pero con un toque poco poético, parería profundizar mas en la personalidad de cada individuo y como se relacionaba con el resto del mundo. Rompía claramente algunas normas con respecto al comportamiento de ángeles y demonios, leyó cierto párrafo con claro asombro en su rostro.

"No es necesario que fuera un ángel el nacido, ¿o acaso podría nacer demonio?, ¿acaso lo realmente importante no era dar su mensaje al mundo? Entre los ciudadanos se esperaba con ansias el regreso de Remil y Devas y sin embargo, limitaban su reencarnación a lo mundano, a lo que todos esperan, a lo que todos se afanan en creer. Remil debe nacer ángel y Devas debe nacer demonio. Pero lo único cierto es que esperan, sea ángel o demonio no importa realmente...La promesa eterna de volverse a ver siempre estaría presente sin importartar el resto.¿ La promesa entre Devas y Remil o la promesa entre Remil y Sebel?..."

¿Que había hecho a Cromwel aceptar semejante libro en aquella biblioteca? a su padecer tocaba demasiado a fondo las relaciones entre ángeles y demonios, no en el ámbito sexual sino en el social, abarcaba temas realmente exclusivos. Como posible diálogos entre Devas y Remil. La mirada avellana se movió nerviosa entre las páginas, aquel libro era realmente exclusivo allí.

-No puede ser...-frunció el ceño. Cuestionaba absolutamente todo, nada parecía escaparse a la imaginación de aquel autor. Todo lo que había investigado hasta ahora era como si fuera analizado de nuevo por aquel tipo cosa que le incomodaba, llevaba mucho tiempo tras de Remil y una posible reencarnación. Ezequiel tenía demasiadas preguntas precisamente por ser él un reencarnado y una parte del pensaba que Remil tenía las respuesta de su supuesta redención y la segunda vida que le habían concedido como segunda oportunidad. Y es que no era nada facil vivir con aquella pesadillas, aquellos lamentos y aquellas muertes.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Mar Oct 25, 2011 4:37 pm

-Dime tu alma atormentada, si esta ensoñacion de promesas son falsas, si todos mis ruegos, suplicas y deseos moriran con tu nombre en mis labios, nacera nuevamente un amor puro e ideal?, es solo un sueño; quien profundiza realmente en lo carnal?, quien se atreve siquiera a criticar lo que el corazon clama y grita a los cielos?. Sangre corre en mis venas, la misma que corre en las tuyas, el aliento de vida que nace y me mueve muy dentro de mi, es el mismo que nace y te mueve a ti, dile al mundo que este corazon amante y deseoso cae en pecado por experimentar sentimiento poderoso y entonces asi lo creere.-

Habia escuchado unos versos que jamas creyo vendrian de libro alguno en aquella biblioteca, conocia demasiado bien el texto, el mismo tenia la sensacion de haber leido el mismo, pero jamas se hizo con el mismo cuando tuvo la oportunidad, error que paso largo tiempo lamentando y ahora, ahi, justo en ultimo lugar que penso, alguien recitaba inmerso en la lectura el texto que cautivara su curiosidad.

Conforme hablaba andaba en direccion donde intuia estaba aquel misterioso ser abstraido por la lectura, los pasos ahogados por las palabras que salian en su voz pulcra y modulada, al andar tranquilamente, hasta divisar la figura esbelta y hermosa si podia nombrarsele asi al angel con aire masculino de cabellos dorados y largos.

-Esta segunda vida que esperare por ti, este segundo aliento que me empeñare en vivir por ti, expiara mis culpas y pecados, me dejara demostrar al mundo entero que mi corazon, amor y alma son solo tuyos, sin distincion de raza, nombre o vida, el mensaje ha de llegar, luz, esperanza y un nuevo comienzo, esperaras por mi, dulce amor?, la promesa que te hago, el juramento que te declaro, lo aceptaras?.-

Quedo practicamente a unos pasos del angel, mirando el rostro del mismo, tras hecharle un vistazo al libro que sostenia entre las manos, le dedico media sonrisa y los ojos dorados se clavaron en los ajenos por un momento.

·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ezequiel
Angeles
Angeles
avatar

Mensajes : 616
Fecha de inscripción : 31/03/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Miér Oct 26, 2011 12:28 pm

Eran textos realmente hermosos y románticos, que mostraban un sentimiento profundo y que denotaban tristeza en el corazón. Debía ser Devas, sin duda, alguien que revelaba sus sentimientos sin importarle lo prohibido por otros y que luchaba por su ideales a costa de quien se los negara. Remil sin embargo estaba prometido con otro, pero nada le impedía a Devas mostrar sus sentimientos. Era algo que coincidían tanto las leyendas de Hell como las de Heaven incluso Terra, unas hablaban de un Devas obsesivo que secuestró a Remil, y otros de un Remil enamorado que traicionó a su prometido por amor. Pero todos coíncidían en el amor de Devas.

-Suéltame y sigue en paz, por que ya no quiero verme reflejado en tu corazón como tu otra mitad, este infierno al que me has condenado por amarte tanto no conoce límites, las palabras de amor eterno se pierden en tus propios labios por tu egoísmo, pero las mías son auténticas, son sinceras...no traicionaré la confianza que Sebel depositó en mí, no dejaré que expíes tus pecados por revelar un amor que antes te negastes a tí mismo...no hay piedad que perdone una traición...

Sebel comenzó a exterminar a sus propios hermanos, esos que en su vientre guardaban el fruto del mestizaje entre ángeles y demonios, publicamente para que todos lo vieran, como si deseara que Remil tambien pereciera de aquel modo. ¿Que hicistes Remil? ¿A donde fue Sebel a buscarte cuando te hizo sufrir por tus propios hermanos infectado por el odio?. Fue ese exterminio lo que te abrió la luz en tus ojos, Devas era luz y Sebel oscuridad, ¿Eso pensaste cuando te dejastes secuestrar o realmente amabas a Sebel?.

-Sebel...debes despertar...-murmuró en un suave susurro, nadie hablaba más de Sebel que Cromwel, pero de Remil y Devas hablaba todo el mundo. Estaba a punto de arrancar aquella página cuando se percató de que no estaba solo. Como cualquier ángel ingenuo huviera sonreído con excesiva pena, pero en cambio tan solo retiró la mano de aquella página y alzó la vista al demonio, notando su respiración un poco acelerada. Sin embargo no cerró el libro, se quedó abierto y aunque las mejillas de Ezequiel no se sonrojaran, estaba estático. Lo habían pillado...

-¿Mmm?...-en silencio volteó el rostro al lado contrario y junto las manos nervioso bajo la mesa, tenía que...se levantó de inmediato y caminó hacia la ventana sin girar al otro en ningún instante. Por que ahora si estaba rojo, simulando observar el paisaje a través de la ventana y aprovechando la silueta a contraluz para que los rayos del sol lo camuflaran con el resto de escenario, como si deseara hacerse invisible. Y aquel libro peligrosamente abierto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Miér Oct 26, 2011 12:40 pm

-Si Sebel despertara... el caos, la destruccion y la guerra se desatarian nuevamente, por que Devas apareceria para hacerle frente, saldar la vieja deuda que hay entre ellos-

Se quedo a un costado de la mesa donde reposaba el libro que el angel veia, como muestras del delito que estaba por cometer el angel de cabellos rubios, los bordes de la pagina estaban arrugados, seccionados levemente, el pelirrojo toco suavemente el papel, sonriendo por la respuesta apasionada de aquel ser que parecia empeñado en desaparecer.

-Hubiese sido un crimen si no llego a tiempo.-

Cerro el tomo de pasta dura, apoyandose en la mesa, quedando un poco sentado con el fin de darle su espacio a ese angel, solo el justo y necesario.

-Me disculpo si he interrumpido tu lectura, pero aquella frase que has dicho era imposible de ignorar para mi-

Desde la posicion en la que se encontraba, el cuerpo se relajo al punto de apoyar los brazos sobre la mesa.

-Estas interesado en la leyenda?-

·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ezequiel
Angeles
Angeles
avatar

Mensajes : 616
Fecha de inscripción : 31/03/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Vie Oct 28, 2011 1:02 pm

Al escucharlo se sorprendió pero parecía dudar de las palabras del otro, seguramente casi todos pensaban igual que aquel demonio. Sebel o Devas haría el primer movimiento para exterminarse mutuamente, como si la intervención de Remil y su posterior muerte no les huviera servido de nada, ni siquiera de respetar su última voluntad.

El sonrojo se le pasó enseguida y no tardó en girar ligeramente el rostro, asomándo tímidamente unos de ojos color avellana hacia la mano que se deslizaba por la hoja recien arrancada. En parte se sentía regañado y realmente no solía hacer algo de esa índole, pero al parecer las preguntas, absolutamente todo lo que cuestionaba aquel libro le crispaba un poco los nervios. Era como tocar temas que Ezequiel ya daba por resueltoso al menos una parte de ellos.

-Un poco...supongo que te refieres a la última frase..-murmuró suave, desviando su mirada hacia la ventana esta vez y agradeciendo de algún modo interriomente que el otro huviera aparecido para salvar aquel libro. Odiaba haberse dejado llevar de aquel modo, normalmente no le costaba nada en absoluto controlar sus emociones. -¿Que puedes decirme de ese libro? ¿lo habías consultado antes?

Su mano se apoyó con calma en el alfeífar de la ventana, observando el jardín, a esas horas lucía hermoso y parecía estarse recuperando del ataque de hace tiempo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Sáb Oct 29, 2011 12:06 am

-Desde luego, es por ello que conosco su valor; tanto como lamentar un poco el daño que este ejemplar ha sufrido-

Cerro el tomo tras darle una ultima mirada, se sonrio mirando ahora fijamente al angel, el color de aquella mirada y la forma en que le observaba, una risita conciliadora fue lo que le dedico meditando un poco su respuesta.

-Es una buena lectura, destacable dado su situacion peculiar, el unico tomo que no satirisan o idealizan a sus "protagonistas", el aire normal y mundano es una bella paradoja en contraste con el romanticismo e idealismo con que fueron marcados los personajes de Sebel, Devas y Remil, algo que da para pensar, no es asi?-

Se levanto de la mesa, con un paso suave que resono por los pasillos silenciosos de la biblioteca, hasta situarse a un lado de aquel angelical ser, le escudriño con la mirada tranquilamente.

-Soy Maximilian-

Le tendio la mano en un gesto amistoso, como esperando algo


·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ezequiel
Angeles
Angeles
avatar

Mensajes : 616
Fecha de inscripción : 31/03/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Miér Nov 02, 2011 2:10 pm

Entrecerró su mirada al escucharlo y le sonrió con suavidad, al parecer estaban de acuerdo en sus opiniones, al igual que cierto demonio que se había encontrado igualmente en la biblioteca, uno que conoció en los sótanos y hoy día seguía recordando. Pero le había perdido la pista desde hace semanas, sin saber saber que había sido del y donde se encontraría en aquellos momentos. Con todo, una parte de Ezequiel no quería renunciar a la búsqueda de Remil, pero otra ya estaba dando por vencido.

-Es uno de los pocos libros que se muestra más creíble en cuanto a relato, tanto los de Hell como los de Heaven disfrazan la realidad a conveniencia, pero no le digaís nadie que habeís oído a un ángel decirlo.-le susurró bajo aquella última frase como un secreto que debía quedar entre ambos.

Lo observó al principio tranquilo, sin mostrar prisa por tomar esa mano que le ofrecían pero al instante la tomó para sacudirla en plan amistoso. Mostrándose amable ante el grandullón.

-Soy Ezequiel, un placer...-cuando separó sus manos asintió.-No he podido evitar fijarme en tu forma de vestir...¿posees algún título noviliario?.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Jue Nov 03, 2011 10:51 am

-Aqui en Heaven no podria hablarlo con nadie tranquilamente, todos me ven como una especie de monstruo mezquino y en Hell o Terra encontrarian hilarante el comentarios venido de un angel, no me dara la oportunidad de charlar al respecto con otros?-

Le miro sonriente, notando el singular color de aquellos ojos casi pasando por un color crema y amarillo, una vez que su atencion fue captada por la mirada fugaz de un pensamiento contra el cual parecia luchar aquel angel, se pregunto serio, que podria causar tal perturbacion en aquella figura espigada, cuando el propio Maximilian sabia que los angeles eran seres despreocupados y seguidores de un solo credo, la mencion del tema y la forma en que se expresaba aquel ser le dejaron curioso, entretenido de alguna manera, es que su turbacion aparente estaba basada en aquel trio inmortalizado en las paginas de esos libros de cuentos y leyendas?, que ironia con esos corazones romanticos y esperanzados, algo en aquel ser le hizo saborearse interna y pausadamente.

Habia tendido aquella mano con suavidad y desenvoltura, pasaba al angel facilmente por 10 o 15 centimetros, su cuerpo inclusive era mas menudo y fino en comparacion la la del demonio y aun asi fue cautivado por la firmeza de aquel apreton, un angel que no se sentia intimidado por su presencia, habria estado ya delante de otros demonios?. Sostuvo aquella mano, sintiendo la sensacion de aquella piel, rozando descaradamente los dedos una vez que el apreton se disolvia tras la presentacion fugaz entre ambos. Los ojos ambarinos viajaron lentamente por ese rostro escuchandole.

-Mis padres tienen una especie de ducado en Hell, pero he declinado asumirlo cuando mueran, no estoy interesado en esos asuntos, es mas interesante y rica la vida fuera de las murallas invisibles de los reinos, un mente que explora y esta sedienta de conocimiento rara vez puede ser retenida mucho tiempo en un mismo sitio o en alguna rutina comica de vida tranquila-

Dio un par de pasos hasta la ventana por la cual veia antes el angel, los jardines que sufrieran daños por el tan escandaloso atentado contra Heaven lentamente desaparecian, imaginaba a los devotos angeles cantandoles a las plantas tratando de recuperarles, hastiado con la idea de comportamiento semejante se giro en direccion del angel.

-Ezequiel, la fuerza de dios... emotivo, clarividente y receptivo, sentimental... exigente, concentrado, eres asi cual tu nombre?, es por eso que te muestras inquieto e interesado en una antigua leyenda o solo buscas saciar tu curiosidad, descubrir una verdad que podria estar oculta y mas alla de todo entendimiento?-

Se cruzo de brazos recargandose en el alfeizar de aquel gran ventanal, una sonrisa curvada y los ojos ambarinos se clavaron el el rostro ajeno esperando una respuesta.

-Dime misterioso angel, que te atrae tanto de una leyenda tal que puede hacerte tener un pensamiento diferente al de tu raza?, joyas como tu son raras de encontrar-

·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ezequiel
Angeles
Angeles
avatar

Mensajes : 616
Fecha de inscripción : 31/03/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Vie Nov 04, 2011 6:31 pm

La forma de rozar su mano no pasó desapercibida para el ángel, notando aún en su piel el inusual roce sin siquiera seguir tomándole la mano el demonio. Pero podía disimular bien aquello aunque no tardó en levantarle dudas internas sobre sus intenciones. Era un hombre misterioso que facilmente podía despertar curiosidad en otros por saber más del, pero Ezequiel procuraba siempre ser prudente al respecto con relación a los demonios. Era temerario en mucho sentidos pero la altura de aquel demonio realmente lo estaba importunando interiormente, algo muy raro de conseguir en el conde pero no imposible.

-El ansia de conocimiento es un punto a tu favor, espero que encuentres cosas interesantes en tus viajes...-le comentó amable, como siempre solía ser con los demás. Si había algo que tambien adoraba Ezequiel era explorar lo desconocido, descubrir nuevos rincones donde otros no habían llegado, aunque logicamente no le diría que compartían eso en común, algo le decía que debía ser precavido con el más alto.

Se inclinó ligeramente hacia el lado contrario al verlo acercarse y se le quedó viendo desde su nueva perspectiva, Ezequiel normalmente estaba acostumbrado a destacar o a igualar a otros en altura pero debía admitir que en ese instante la situación había dado un giro.

-Ezequiel era un profeta sabio, teólogo, pero lo cierto es que no le hiceron caso y lo desterraron acusándolo de Injurias...solo un poco más tarde sus profecías se cumplieron y todos lo respetaron. Cuando le dicen la fuerza de Solei, Solei fortalece. Cualquiera que corrompa las leyes morales será fruto de su ira, sin embargo comprobara que su fuerza no es destructiva sino que purifica, que destruye para luego volver a rescatar a los caídos y seguir protegiéndolos. Es un padre que protege a sus hijos y los educa. Cualquier Ira de Dios estará siempre justificada por una causa, lo corrompido lo hará perecer y solo se salvará lo bendito.-le sonrió hasta casi hasta no verse los irirses, siempre le había gustado su nombre aunque tuviera poco que ver con él.- Soy un simple ángel curioso, nada más...

Respondió simple a la pregunta, no tardó en notar la vibración sobre la superficie de la madera cuando el otro se apoyó en la orilla y algún crujido normal de ese material. Se vió en la obligación en sostenerle la mirada ante esa firmeza que la otra mostraba, era orgulloso así que tampoco iba a permitir que alguien lograra que bajase la suya. Digamos que lo del libro había sido un despiste suyo, pero verlo en ciertos estado no volvería a pasar, Ezequiel no podía permitirse eso errores.

-Mmmm...digamos que me atrajo la respuesta de un demonio y me invitó a ser sincero...no obstante ya contaba con ciertos ideales antes de leer ese libro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Vie Nov 04, 2011 9:04 pm

Se llevo una mano a los labios suavemente ocultando una risita gutural que escapo de su garganta, se recargo de tal manera que la espalda toco levemente el vidrio y la madera volvio a crujir bajo el peso al que era sometido, imaginaba que eran pocos por no decir que imposible que alguien mas tratara de semajente forma el marco de la ventana.

-No se ha dado cuenta que justamente eso es lo mas raro?, un angel curioso, es un angel que se cuestiona y que razona; viviendo bajo un credo, cegados por las leyes que les imponen, cuestionarse es algo que esta fuera de discusion, no es asi?-

No le paso desapercibido el comentario del angel, habia estado en contacto con algun otro demonio, comprendia su actitud casi relajada, aunque le causo cierta gracia la manera en que Ezequiel se movia y le miraba, le retaba? se mostraba como un igual?, era tan peculiar aquel ser.

-Sabia que la ira no tiene justificacion salvo para el que la porta?-

Se acomodo un par de mechones del cabello como el fuego detras de la oreja, acomodandose poco despues los lentes en un gesto pausado, calculado, seguia evaluando a ese angel de cabellos dorados.

-Me gusta mucho como sostiene su mirada, determinacion y fortaleza, lo justo y necesario para hacer una busqueda. La verdad esta ahi, fuera de esos libros, de cada uno de los sacerdotes de las razas, solo se debe saber bien que se esta buscando, sin un espiritu adecuado las busquedas quedan segadas y olvidadas.-

Se cruzo de brazos, mirandole aun, algo distante.

-Digame, puedo preguntar, que es lo que espera al descubrir si la leyenda es cierta?, que gana estudiando a esos angeles y ese demonio?, los pobres desdichados ya no estan mas aqui, que beneficio puede sacar-

Levanto la mano suavemente, como parando cualquier comentario antes de que se le adelantara a replicar.

-No me malentienda, la curiosidad por si misma es suficiente, no es que me contradiga en lo que ya he afirmado anteriormente, pero lo que me intriga es, que ha despertado la curiosidad en su alma y corazon para llevarlo a cuestionarse, a buscar-


·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ezequiel
Angeles
Angeles
avatar

Mensajes : 616
Fecha de inscripción : 31/03/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Sáb Nov 05, 2011 10:51 am

Lo observó interesado para responder cuando le mandó a callar ante su elegante gesto, sellando de nuevo los labios y escuchándolo atentamente como se había dedicado a hacer hasta ahora. Exactamente una parte de Ezequiel lo retaba, lo probaba, entre otras cosas que hacía con un demonio tan peculiar dentro de palacio. Veía siempre entrar y salir demonios con ese pase carácterístico que les permitía la entrada a Heaven, pero aquel en concreto le había pillado y sin embargo había actuado educadamente a criterio del conde.

-No necesariamente es raro tener en frente a un ángel curioso, por que lo único de cierto que tienen tanto los libros de Hell, Heaven y Terra es que muchos los consideran leyenda...entonces, siempre te puedes permitir el lujo de cuestionarlo ante personas que se muestren abiertas.-le sonrió entretenido ante su respuesta, después de todo tambien podía discutirle que un demonio con sus creencias tambien era raro de ver entre demonios, ¿o acaso ellos no tenían credo?.

Entre Michail y su recien conocido Maximilian, le pertubaban un poco la mente sobre lo que realmente podían creer el resto de los demonios. Igual siempre había considerado que muchos eran capaces de defender sus ideales ante los ángeles, al igual que lo hacían los ángeles en debate con un demonio.-Entre angeles terranos y demonios, se cruza imformación de todo tipo gracias a la paz que ha reinado hasta ahora, aunque la mayoria intenta mantener su legado, hay influencias en todas partes de todos los sitios...tan solo un idiota podría ignorar eso. De lo único que se trata, es de mantener tu sitio y tus creencias, por que a diaro, son puestas a prueba. Es algo que admiro de mi raza, la firmeza.

Le sonrió divetido, estaba seguro que Maximilian era un hombre de letras y eso decía mucho a su favor, como tambien le decía que era peligroso. Un demonio inteligente siempre lo era, al igual que un ángel eternamente sonriente y sereno.

-Y respecto a mi búsqueda, tendrá que ser mas específico...solo me descubrió leyendo en voz alta.- si el otro pensaba que se abriría tan facilmente a un desconocido, estaba muy equivocado. Esa pregunta tan íntima por parte de Maximilian tardaría en ser respondida, a Ezequiel le gustaba jugar. Se movió por la biblioteca en dirección al libro.

-¿Alma? ¿corazón?...preludio...me fascina este libro, no se sí pedirle disculpas por haber intentado arrancar una de sus páginas...-cerró el libro, lo abrazó entre sus manos y observó de nuevo al mayor.-¿cree que me escuchará?.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Sáb Nov 05, 2011 12:48 pm

-Creo que justamente ahi es donde esta la belleza y lo extraño del tema en cuanto a la "leyenda" de Remil y Devas, tiene realidad mezclada con fantasia, los que presenciaron la batalla distorcionaron segun los ojos con que se veia, por lo tanto, podemos creer realmente en lo que leemos?, debemos sacar conclusiones tomando las partes que coincidan en los relatos, por que entonces esa sera la unica verdad, pero, si hacemos eso, no distorcionaremos mas aun la leyenda?Por que estaremos agregando nuestras conclusiones distorcionadas-

Tamborileo suavemente los dedos sobre la superficie de madera de aquel ventanal, jugueteando solamente, observando los rayos del sol sobre aquellos rubios cabellos, las tonalidades le parecian cambiar con cada simple movimiento del angel, un ser exquisito en muchos sentidos, los ojos aun de forma leve cambiaban de expresion y la modulacion de las palabras bien pensandas en el angel le dejaba sorprendido.

-Llamame idiota- Se sonrio cerrando inconsientemente los ojos con la risa que se le escapo tras escuchar las palabras de Ezequiel, el angel era hermoso e idealista- Se cruza informacion, pero esta manejada de manera no muy uniforme entre reinos, Heaven mas que mantener su legado, esta aferrado a permanecer inalterable, como si el mismo Cromwell pretendiera preservar las cosas en una burbuja congelada de tiempo, estara esperando el regreso de Sebel?, piensa dejarle Heaven tal cual la dejo el angel original?, las heridas de una guerra como la que se llevo acabo deja cicatrices que no se puede ocultar solo por mantener las cosas iguales.-

Giro su cuerpo levemente en direccion de la ventana, dejando que la luz se reflejara por completo en su cuerpo y rostro, el calor que los rayos del sol esparcia por todos sus miembros era especialmente agradable. Los ojos como el oro fundido fueron clavados en la delgada figura de ese angel que emitia una sensacion de fragilidad, Maximilian se preguntaba si su alma seria parecida a ese exterior, delicado y bello a la vista.

-Tercos mas que firmez, necios. Preparados para el autosacrifico como si la idea fuera inculcada o transmitada como una orden en su sangre, piensan en los otros al mismo tiempo en que son egoistas. Es por eso que son tan hermosos y contradictorios, son firmes ante las causas equivocadas- Se levanto de su sitio, salvando la distancia, le habia visto tomar el libro, estrecharlo entre sus manos, se sonrio por el comentario inocente del rubio de mirada color avena y el mismo dibujo en su rostro una sonrisa similar. -Si el amor y la pasion que prodigas le llegan seguramente podria disculparte-

Apostillo con cierto airecito burlon que pasaria desapercibido para cualquiera que no fuera un observador dedicado, el rostro amable e imperturbable del demonio no cambio, salvo esos ojos como el oro que chispearon con un aire travieso y complice, aquella mirada que dedica cualquiera que mantenga un secreto con otro ser, en un gesto lento se llevo las manos a los labios, sellandolos con el dedo indice emitiendo un pequeño sonido parecido al de un siseo.

-Sera nuestro secreto entonces, el crimen que casi cometes contra el pobre tomo, de la misma manera en que me reservare para mi mismo la pasion que vi en esos ojos mientras "leias" en voz alta- Se inclino suavemente, tomandole del menton, aprovechandose que el angel sostenia el libro contra su cuerpo con ambas manos- Pequeño tramposo, si no quieres descubrir ante mi tus razones de busqueda y curiosidad, estara bien con que lo digas, pero no trates de enredarme con tus palabras-

Los ojos como el oro liquido eran imperturbables, rozo aquellos labio, la ingenuidad del angel le habia provocado un pensamiento peculiar, aquel ser de porte serio, de elegantes andares y modos, era lindo, particularmente lindo, apreso los labios ajenos suavemente, solo saboreando la tibieza de estos, no forzo el contacto fugaz, solo sentia deseos de saborear al angel.

-La pasion iniciada por algo que leyeras en ese libro, ese algo que causo que esa mirada sorprendida, fue algo mas que solo leer, me da cierta curiosidad, que pasiones secretas encierran tu alma, que pensamientos inundan tu mente, pequeño y curioso angel... pequeño Ezequiel-

Susurro el nombre en voz baja y gutural, sin de jar de mirar en aquellos ojos color crema, como si en ellos pudiera leer por completo esa alma, pero estaba tan hermeticamente guardada, los pensamientos, todo, parecian estar en un punto inalcanzable para el. Se separo un poco, acariciando el tomo, quitandolo de los brazos del angel.

-Creo que puede perdonarte... yo ya lo he hecho, despues de la injuria que le has causado-

Regreso a ese aire tranquilo y agradable y el oro liquido fundido de los ojos se apaciguo, en algun momento el mismo no se dio cuenta que comenzaba a hablarle al angel de tu y eso no le sorprendio tampoco tanto.

·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ezequiel
Angeles
Angeles
avatar

Mensajes : 616
Fecha de inscripción : 31/03/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Lun Nov 07, 2011 4:08 pm

Quedó casí hipnotizado por las palabras de Maximilian, la pasión y el amor con los que había leído aquel libro realmente era algo muy raro de ver en Ezequiel y era obvio que había llamado la curiosidad del ajeno. No podía escapar de tener deseos ocultos, pasiones escondidas, pero por un momento Ezequiel llegó a creer que habían muerto el mismo día que se culpó de todas aquellas muertes. Pensó que nada podría revivir el amor infinito que le había procesado a otro demonio antes de morir en sus propios brazos y reencarnar para volverse a ver y pedirle perdón, las pesadillas de aquellas muertes eran insoportables. Si bien él era el asesino en todas ellas, es bien sabido que no dejaban de ser pesadillas que cualquiera podría interpretar, solo que Ezequiel se las tomaba al pie de la letra.

Notó un molesto nudo en la garganta y apretó el libro ansioso entre sus brazos, frágil por unos segundos. Sus labios tan solo se entreabrieron temblorosos cuando aquel maldito demonio los rozó logrando sonrojarlo y debilitando sus defensas, escuchando un potente latido en su interior.

-Mmm¡...-por reflejo dió a paso hacia atrás pero por suerte el libro fue rescatado por las manos ajenas antes de caer al suelo. Sus cejas no tardaron en hundirse y un brillo de aunténtica cólera se iluminó en su mirada. Había conseguido salir de aquel estado nostálgico, ausente, hipnotizado por los recuerdos del pasado.-¿Pequeño? quien sabe si no he vivido más que tú...grr

Sentenció osado y con un tono de voz cambiante, como si fuera otra persona la que estuviera allí.

-Te perdonaré solo una vez, pero no creeré dos veces que te dejaste llevar por las pasiones ocultas en ese libro.-vale, le había valido tal vez la travesura de ocultarlo, no era difícil ni para Mirtros cogerlo al vuelo. Su pequeño jueguecito de palabras parecía haberle tocado la fibra al demonio. ¿De donde había salido?

-Esa forma de hablar, me temía algo así...enorme tramposo...-masculló en su defensa, sabía que debía mantener las formas pero es que simplemente ahora mismo no podía. Inalcanzable no era exactamente la palabra, pero con Ezequiel se necesitaba tiempo y ahora aquel demonio estaba en su lista de peligros muy peligrosos. No tardó en crear una barrera protectora alrededor suyo y observarlo fijamente como si huvieran calumniado algo sagrado para Ezequiel, una distancia de respeto. No le era de extrañar que la mayoría de los demonios aborreciera tanto ese poder en los ángeles, poder protegerse de ellos.

-Esta bien, lo encontré yo primero...-murmuró algo perturbado aún por el beso y ese dichoso apodo, puede que fuera mas bajo pero...pero...bueno, darle importancia le crispaba. ¿Dominar? él jamás sería dominado por nadie, pero estaba tan alterado interiormente aunque no lo mostrara a simple vista, que hasta se había olvidado de que estaba tratando con un demonio. Ezequiel a diferencia de Mirtros tenía un punto de vista algo apartado del mestizaje, podía tolerar amor entre ángeles y demonios pero le daban pena los mestizos por sus limitaciones. Apuntó su mano en dirección al libro y se lo quitó fugaz de las manos, incluso antes de que alguien de aquel lugar pudiera reaccionar ante el suceso.-Lamento tu infortunio.

Tan solo una suave onda de luz indicó por donde cedía la magia para que solo el libro penetrase en su campo casi invisible. Interiormente aquel beso iba a lograr pertubarlo por unos días, y la sola idea de pensarlo lo ponía de lo nervios.

-Espera un poco...eso que mencionaste de Cromwel al principio...-¿cicatrices? conocía muchos tipos de cicatrices pero no a las que se refería el demonio de aquella forma tan peculiar. Admitiendo casi con seguridad que el gobernante de Heaven iba a seguir firmemente los pasos de Sebel. Lo cierto es que Ezequiel no podía afirmar eso, Cromwel se mostraba mucho más benévolo con los mestizos y a los ángeles que decidían emparejarse con un demonio no los sacrificaba públicamente. Hacía mucho tiempo que no había visto ese tipo de sacrificios en Heaven, el pueblo había permanecido calmo hasta ahora y su gobernante se preocupaba constantemente por mantener la armonía de su reino.

-Solo puedo puedo afirmar que Cromwel no es como Sebel, tiene una forma de gobernar distinta y sus valores no se asemejan por completo.-Comentó tranquilo mientras acortaba un poco más las distancias con firmeza en su mirada, había algo en el ajeno que era diferente, esa seguridad al hablar. Si el otro entendía que defendía la postura de Cromwel, no se equivocaba del todo, pero al mago le causaba mas curiosidad saber de otros asuntos.

-¿Por que motivo crees que Cromwell puede desear el despertar de Sebel? ¿Y que tipo de cicatrices crees que quedaron en el príncipe tras la guerra? ¿crees que apoyaría por completo el mandato de Sebel? ¿crees que mataría de nuevo a sus propios hermanos por que según ellos pecaron? tras el mandato de Sebel...ese vacío del que hablas, me causa curiosidad...hasta ahora no lo ha hecho, pero hablas demasiado seguro de tí mismo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Mar Nov 08, 2011 9:45 am

Era delicioso ver cambiar tanto a ese ser, el aire serenos y delicado habia sido roto por una especie de pataleta infantil ante un acto peculiar e inocente como un beso fugaz, aquel pequeño gruñidos y esos ojos devorandolo con un autentico rencor le regocigaron internamente.Le escucho hacer mencion de su edad y una nueva risita, serena y moderada lleno al demonio.

-Solo lo se... tu esencia misma es un misterio para mi... saboreo lo antiguo de tu alma, o eso percivo, pero ese cuerpo es joven en comparacion con ella, es todo lo que puedo sentir- Habia levantado la mano en un gesto pausado, como si tocara el aire, con ese mismo ademan se habia llevado un hilo invisible a los labios, saboreando con la punta de la lengua algo intangible-Es confuso todo en ti. Ademas...- Dejo el ademan suave y ligero perderse cuando su brazo cayo laconico a su costado, de nuevo tambolireando en la madera, una vez que regreso a su posicion en el ventanal.- Tu comportamiento no me deja dudas, te comportas como un chiquillo o como una pequeña y virginal jovencita que ha perdido su primer beso importante-

Arqueo una ceja, mirandole de manera ambigua, parecia reir, pero estaba serio, habia ese aire de diversion sosegada en el porte del demonio mientras miraba la fina barrera que cubria ahora el cuerpo del angel, como un escudo.

-Un adulto se habria molestado, me habria abofeteado, no lo habria tomado a mal, dado que mi comportamiento fue inadecuado, pero un pequeño joven, actuaria justamente como tu, para un demonio como yo... romper algo asi seria sencillo-

Se levanto de nuevo extendiendo el brazo que tuviera el libro que el angel le arrebatara, protegiendose nuevamente, la mirada se turbo, volviendose opaca y un aura poderosa que mostraba la antiguedad de aquel cuerpo, de aquella alma que portaba Maximilian se desplego, los vidrios tras el demonio temblaron ante el embiste invisible pero suave de aquel ser y un solo dedo rozo suavemente el torso de aquella mano que sostenia el libro, mostrandole como podia apartar la barrera.El angel era luz, aire, el demonio era oscuridad y fuego, se nutrian, se complementaban, se repelian, un balance peculiar, unico.

-Lo antiguo se impone a lo joven. Lo que se aprende a lo largo de los años, la experiencia y la constante nutricion... el estudio... las artes antiguas de un conocimiento olvidado se imponen, sobre todo ello, las voluntades ferreas y los corazones seguros, la inestabilidad trae calamidad y debilitamiento, no te lo he preguntado ya?, que esconde ese corazon tuyo, esa alma... estas cerrado para mi,pero has levantado mi curiosidad, Ezequiel-

Delineo una figura en aquella mano, se separo dejando de lado la barrera y su propio poder se fue apagando, apaciguando como una llama que va perdiendo su intencidad, los ojos recuperaron la vida y la sonrisa del demonio se diluyo sutilmente por las facciones, irrumpir mas en aquella barrera, forzar al angel a romperla podria traer daños irreparables a final de cuentas.

-Ves que soy un personaje malvado pero respetuoso?,no hare nada mas que no quieras- NO AL MENOS DE MOMENTO, penso para si eso ultimo, secuestrar al angel, hacerlo suyo le estaba tentando demasiado, ver mas expresiones en ese rostro petreo, hacerle sonrojar, rogar y llorar, le hacian acariciar la idea de algo prohibido- Asi que puedes bajar la barrera, me parece mal educado- Apostillo con ese airecito infantil que emplearia un pequeño en su pequeño afan de librarse de un buen regaño de su madre.

-Cromwell es una sombra de Sebel, siempre me lo ha parecido asi;no se asemejan dado que son personas diferentes, admiro la perseverancia y voluntad de el actual gobernante para llevar sobre la crisis la situacion entre reinos, pero; eso ha sido por que su corazon dictaba que era lo correcto?, por que era lo mas indicado a los ojos de un mundo cambiante o... la fe ciega que tiene por Sebel, el juego y patron que el angel original jugo, las ideas que implanto en las mentes jovenes y suceptibles, aquello que formo a Cromwell, le hacen pensar que... hace lo correcto y no es lo suficientemente digno para continuar la labor que solo le corresponde a Sebel?, no puedo comprender lo que piensa, lo que desea-

Cerro los ojos pesadamente, masajeandose el puente de la nariz, dejandose llevar por un mar de pensamientos, donde eran dominados por palabras de tiempo atras, por dolorosas despedidas, por lagrimas, por palabras hirientes, el dolor en toda Eterna retorno a el, causando que el peso llenara su corazon como en antaño. Los rostros desconocidos que tomaban formas diversas en los angeles, el miedo, la ignorancia, su desprecio a las otras razas que les habian quitado a su lider a su guia, los demonios con su sufrimiento, pequeñas familias habian sido destruidas, dolor y sangre... Se obligo a si mismo a regresar de ese oscuro pozo que era su memoria, esa prision invisible que preferia dejar de lado.

-Dime... tu has crecido en Heaven, seguramente has seguido la doctrina hasta donde tu mente e inteligecia te ha hecho saber es permitido, pero, si aquel que creo y formo el credo, que impuso las reglas, que dejo su trabajo a medias; regresara exigiendo continuar lo que dejo a medio termino antes de ir a dormir, que harias?, muchos angeles son ciegos y fieles seguidores de las doctrinas, piensas que se replantearian los argumentos de su seguidor?, no lo hicieron antes, que los detendria ahora?- Chasqueo la lengua con enfado y asco, perturbado su mirada ambarina reflejo la molestia por primera vez- La fe y la idealizacion son armas peligrosas y tienen un doble filo, comprendes o puedes intentar comprender el verdadero problema que hay en Heaven con su adiestramiento... ya que no lo puedo llamar de alguna otra manera-


·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ezequiel
Angeles
Angeles
avatar

Mensajes : 616
Fecha de inscripción : 31/03/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Miér Nov 09, 2011 1:51 pm

Se sobresaltó al notar un cosquilleo en su mano, desconcertado ante el roce del ajeno.Ezequiel parecía sentirse más seguro con su barrera de protección, de hecho se atrevió a sonreír amable de nuevo.

-Entonces seré como un niño ingenuo, ignorante y testarudo. Quiero continuar mi berrinche y mantener mi barrera, es mejor que arriesgarse a recibir una respuesta de mi parte si lo vuelbes a intentar...además, no quiero dañar los libros Maximilian.-le comentó más serio sin perder esa serenidad , era obvio que percibía algo diferente en el demonio. Pero no fué hasta que sintió aquel poder temblando en los ventanales, confirmarse a si mismo que su barrera debía permanecer entre ambos y por el bien de los dos, reforzarla.

-Mmmm...¿mal educado?...lo que hay que oír...-entrecerró su mirada avellana bajo la atenta vigilancia del mayor y un tanto resignado interiormente, después de todo lo sucedido. No sabía como se las arreglaba para convertirse en el centro de atención de otros, ser objeto de constantes preguntas sobre su persona no era del todo de su agrado. A veces bajaba distraído por el traqueteo de aquellos dedos sobre la mesa, como si la mente del demonio estuviera dando vueltas sobre algún tema, seguramente como salirse con la suya.

No pasó desapercibido la tristeza en la mirada ajena, le valía que tan observador podía ser con otros, incluso logrando ver las emociones profundas en miradas que a simple vista, permanecieran imperturbables. Cada uno jugaba y desconocía del otro, movían fuerzas que intentaban comprender pero ninguno atinaba a adivinar del otro en que podrían coincidir realmente. Un caso extraño y apartado, una reencarnación poderosa frente a otra habían cruzado sus destinos por primera vez. Pero Ezequiel al ignorarlo no tenía en mente que algo pudiera cambiar el curso de su propia redención y que otro ser se estuviera encaprichando interiormente con él, peligrando con su propios motivos sobre otra vida que en teoría estaba destinada.

-Maximilian...-murmuró su nombre con suavidad, sintiendo cierta ternura ante las dudas que había generado su pregunta sobre Cromwel. Al parecer el grandullón era una explosión de conflictos internos, una aglomeración de dudas en su cabeza y por las que no paraba de hacer preguntas curioso.Había algo que lo ponía nervioso, el mago blanco podía notarlo, su acostumbrada firmeza a veces quebraba e incluso parecía acariciar la impaciencia de Maximilian.

-Puedes defender mil cosas si gustas, mil cambios que desees entre los reinos, pero si te soy sincero, tampoco defiendo que todos sigamos una misma doctrina. Mi comprensión puede que vaya un poco más lejos precisamente por cuestionar las normas, pero siendo testigo férreo de lo que diferencia a cada raza, no puedo menos que afirmar que los únicos realmente capaces de vivir en plena armonía, son los mestizos.-No tardó en abrir el libro por la mitad, por una página cualquiera no fijándose realmente cual ni que tema tratase la misma. Solo lo giró frente al demonio antiguo y le señaló parte del texto, hablándole entre bandolinas.

-De hecho este libro es un claro ejemplo de lo que sucedió cuando angeles y demonios intentaron juntarse, arreglar sus diferencias.-su dedo de movió lentamente por aquellas palabras dolorosas y llenas de amor por parte de Devas.

-No culparé ni a Devas ni a Remil por tener tan grande el corazón y amar hasta el límite, pero tampoco puedo culpar a Sebel del estallido de la guerra. Esto es un claro ejemplo de lo que volverá a suceder si alguien se antoja en cambiarlo todo de nuevo, en romper el equilibrio y el claro ejemplo de la paz que todos debemos seguir. A veces la gente necesita que alguien la diriga, es así de simple y puedo afirmar que Cromwell no dudaría en apoyar mi teoría. El mundo necesita un equilibrio y alguien que le diga como debe ser el mismo. Al mismo tiempo que cada reino sigue sus propias normas e intenta respetar el del colindante sin nunca intentar imponerse al respecto. Cuando hay respeto, hay equilibrio y cuando la autoridad es competente, no me negaré a ella.

Ezequiel no apoyaba ni negaba nada, solo planteaba las cosas desde un punto de vista diferente, manteniendo la mente fría no dejándose llevar demasiado por las emociones.

-Así que independientemente de las secuelas que la guerra haya dejado en el príncipe, creo que Cromwell lo único que está intentando hacer es descubrirse a sí mismo, seguir sus propias normas y proteger a los suyos. Me he dado cuenta de que no está respetando por completo la voluntad de Sebel y lo que este huviera deseado, y gracias a tí, creo que he logrado descubrir lo que me tenía tan intrigado. Sebel era mucho más egoísta y descortés con las demás razas, inclusive con los ángeles. He sido testigo del sufrimiento interno del gobernante, es por eso que quería saber que opinabas al respecto de su pasado. Yo que he visto el presente, puedo afirmarte que es el mejor gobernante que un reino podría desear. ¿no crees?

Sello los labios, no recordaba haber hablado tanto durante aquellos años, pero después de haber estudiado la situación con tanto esmero no podía menos que esperar la opinion de alguien con inquietudes similares.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Miér Nov 09, 2011 2:17 pm

-No, no es el mejor gobernante que un reino puede tener...- Sentencio firmemente, absorto en un sitio en su pensamiento, miro de solayo sin poder reir ante la terquedad del angel por mantener esa pequeña barrera que podria ser tambien una perfecta prision- Edreid y Lhovel son igual de ciegos y tontos-

Apostillo antes de que cualquier reclamo pudiera salir de los labios del angel, suspiro cansadamente, recuperando un poco de aquel hermetismo e inmutable rostro petreo de mirada amable, la vista viajo por los tomos de todo el recinto antes de recaer nuevamente en la figura del angel que tenia frente a el.

-Te equivocas... todos y cada uno de los habitantes de Eterna estan equivocados-

Le miro con un aire decepcionado, resignado ante el dialogo del angel, no podia culparlo, era joven, habia crecido con las mezclas de reinos aun si veia las cosas imparcialmente, sabia o algo le hacia comprender que el caracter del angel era asi, justo, aquello le gusto y al mismo tiempo le hizo odiarlo. Se sonrio con un aire de vanidad, la misma de aquellos que se saben conocedores de algo que los demas ignoran.

-Las raza son diferentes, eso es un hecho innegable, tienes razon en algo, ebo concedertelo, los mestizos son los que estan mas adaptados para llevar a cabo el tan deseado equilibrio-

Delineo con un dedo pequeñas llamaradas con una mano, con la otra pequeñas figuras de agua un angel y un demonio, los miro atenta y fijamente, pensativo.

-Angeles y demonios somos como estos dos elementos... somos luz y oscuridad, lo uno sin lo otro no existe del todo, tu amado gobernante ha llevabado acabo lo deseos de Sebel manteniendo la pureza, pero dime, Ezequiel, dime si comprendes lo que eso significa... estancados en un tiempo inmovible, en un afan absurdo de conservar la perfeccion... pueden evolucionar?-

Se mezclaron las figuras, el agua comenzo a hervir en momentos, causando burbujas y vapor, poco despues el agua apaciguo al fuego levemente.

-Sebel creyo ciegamente... se convencio que eso era lo que Solei deseaba, pero, alguien alguna vez se planteo que, si bien los seres nacieron puros, la finalidad era complementarse?, crear algo mejor?, quien dijo que la vida larga era una bendicion?, el ser tan perfectos...-

Desaparecio ambos elementos tan rapido como los hizo aparecer, mirando al angel, se cruzo de brazos por primera vez mientras se mantenia sentado, espectante.

-Los angeles son luz y aire, los demonios somos oscuridad y fuego, los terranos son tierra y agua... todos nos complementamos, aliviamos nuestras fallas, si nos unimos nos volvemos fuertes aunque los seres que nazcan entre nosotros sean llamados debiles, no son ellos el futuro real de eterna?, te has preguntado seriamente si alguien ha visto las cosas asi-

Hizo de repente un ademan como quitandole importancia a lo siguiente que dijo.

-Lo unico que he escuchado es el afan de buscar la perfeccion, el afan de imponer algo por orgullo tal cual lo hacen los demonios, los terranos tercamente sintiendose menos preciados por sus complejos de inferiridad, sin prestar atencion real al detalle que la respuesta mas simple es solo la union-

Los ojos brillaron suavemente de nuevo arrebatados por una pasion dificil de describir.

-Destruye para crear algo nuevo y mejor...es la ley mas simple y basica de este mundo... -

·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ezequiel
Angeles
Angeles
avatar

Mensajes : 616
Fecha de inscripción : 31/03/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Miér Nov 09, 2011 4:03 pm

-Incluso los que se oponen a unas cuantas leyes tienen diferencias entre sí al parecer...mjmjmj...al parecer incluso entre nosotros es complicado ponerse de acuerdo.-comentó con aire entretenido ante la explicación del demonio. No es que Ezequiel se considerase testarudo, pero si no defendía su punto de vista al considerarlo lo más justo cualquiera podría hacerle creer que solo sus ideales eran los más acertados.

-Entiendo como piensas y lo respeto, pero para molestia mía, encontré tu teoría tan radical como el pensamiento de Sebel, yo busco algo más intermedio...Los ángeles no están obligados a unirse a un demonio ni viceversa. Y en todo caso ¿por que es tan malo tener tus propias creencias? ¿por que es malo estancarse? ¿Y a que te refieres con evolucionar? ¿Para tí es el futuro?.

Se movió tranquilamente de su sitio sin bajar aquella barrera que por nada del mundo el otro conseguiría hacerle cambiar de opinion, por que sabía que si lo hacía, la biblioteca correría peligro. Sus poderes del aire aunque eran lo únicos que controlaba y en teoría estaban a buen recaudo. Si Ezequiel perdía el control sobre su persona podría dañar a otros ángeles cercanos al lugar, el aire estaba por todas partes. Era una responsabilidad en medida mayor manejar aquel elemento entre otros. Claro que su trauma interior, esa fogosidad con la que era capaz de explotar si lo provocaban de verdad no tenía por que revelarla ante Maximilian, no sabía por que a los demonios se les antojaba tanto indagar en su ser. Bueno, era una reencarnación y seguramente para su edad, era demasiado maduro en algunos aspectos.

Bueno, todos lo sabían, Ezequiel no era nada fácil en el ámbito sentimental, incluso puede que torpe para enamorarse, incluso si estaba enamorado no se daba cuenta. Era capaz de ver sentimientos en otros mejor que en sí mismo.

-Lo que no entiendo es por que todos los demonios se antojan en cuestionar las doctrinas de Heaven, si realmente crees que la compresión de las mismas está lejos de tu alcanze, mejor déjalas en paz. No eres el primero que viene aquí, lamentándose y molestándose de ver como viven mis hermanos, por que no es capaz de comprender otra forma de vida que no sea la suya. He visto cosas que alguien de mi raza no debería, tengo conocimientos de las otras razas que no son del todo de mi agrado y sin embargo, intento respetarlo. Lo cierto es que aunque no apoye a Sebel, confío en que Cromwel sea un gobernante más digno. Nos ha ido bien hasta ahora, ¿por que tendría que ser un demonio el que lo cuestionara y lo cambiase todo?

Se acercó hasta donde el otro se encontraba y dejó aquel libro en la mesa, esa leyenda que estaba tan seguro de que le daría las respuestas que buscaba a sus dudas internas. Por que sentía que solo alguien como él podría ser capaz de entenderlo, por eso quería hablar con un igual, era testarudo y estaba cegado en ese sentido. Seguía antojado en encontrar a Remil pero ahora contaba con dos ángeles de alas plateadas, ese que custodiaban en palacio y otro al que había ayudado a escapar su desaparecido hermano. No tenía mucha cabeza en aquellos instantes para centrarse en otros asuntos, solo sacaba teorías justas y lógicas a su parecer. Y entonces recapacitó sobre su propia pregunta...

-Yo no niego que ángeles y demonios se enamoren y decidan vivir juntos...-suspiró larga y pausadamente.- Pero no soportaría ver sangre por segunda vez por culpa de los que exigen un cambio...deliro si pido la creación de un cuarto reino, pero tambien deliro si quiero una utopía donde todos seamos iguales...por que no lo somos ¿puedes entender eso?. La pureza de un ángel desaparecerá, la pureza de un demonio se entinguirá por igual y no quedará terrano alguno.

Murmuró casi en un susurro, sabía mejor que nadie lo que era sentir algo prohibido, solo que ahora se lo negaba a sí mismo, no era digno de Kaín. Y para que un ángel se sintiera así, es que era en verdad era tolerante con otras razas.

-No es tanto el avanzar o el estancarse, pero pienso que precisamente nuestras diferencias es lo que nos hace únicos a cada uno, si terminamos con eso...si todos se mezclan...¿que va a pasar? ¿realmente quieres verlo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Miér Nov 09, 2011 6:44 pm

-Destruye y construye, de eso se trata todo esto.-

Arqueo una ceja con cierta curiosidad, dio un par de aplausos al discurso del angel, sorprendido en medida por la firmeza del rubio en cuanto a sus ideales, admiraba la terquedad de aquel ser, y aquella vocecilla seguia insistiendole que rompiera la barrera, que robara a ese angel, los ojos escudriñaban al ajeno; los gestos y las palabras le cautivaban y le resultaban tan repulsivas, como si el ideal del angel estuviera cegado, suspiro con resignacion, era justo lo que habia sucedido con la advina de Hell, la sensacion tan aberrante y contradictoria que pugnaba por salir del cuerpo del demonio.

-No predico doctrinas y esta solo ha sido una charla, de la misma manera en que respetas mi modo extremista de ver las cosas, de esa misma manera respeto tu idealismo ingenuo, eres tan libre de confiar en el credo que se te ha presentado y te han hecho creer, como yo de pensar que es absolutamente ridiculo mantener ese pensamiento.-

Se cruzo de brazos mirando de nuevo por el ventanal, en direccion donde el arbol de la vida crecia.

-Dime, si ese arbol se secara... si no diera mas vida, que sucederia entonces?, la naturaleza habria decido que la pureza no es ideal para este mundo, no es asi?; el unico metodo seria mezclarse- Miro nuevamente al angel, riendo, se llevo una mano al menton, con una pose pensativa, aun si en realidad no lo estaba haciendo- Me has malentendido, se perfectamente bien y mejor que nadie que, angeles y demonios somos diferentes, jamas he defendido una tonteria como que somos iguales-

Alargo el brazo, sujetando el brazo del angel, imponiendo parte de su fuerza para deshacer esa barrera que le estaba crispando los nervios, si partia el cuerpo del angel, si su voluntad sucumbia, si causaba algun desastre, si desgarraba inclusive esa alma, forzandolo a abrirse para bajarla, lo haria, su energia seguia clamando algo que no terminaba de compreder, bien podia culpar al angel por su terquedad en mantener tan exquisito manjar al alcance de Maximilian.

-He dicho que nos complementamos... muchas veces; no lo sientes?-

·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ezequiel
Angeles
Angeles
avatar

Mensajes : 616
Fecha de inscripción : 31/03/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Jue Nov 10, 2011 8:25 am

-Lo sé...es bueno mantener cada cual sus creencias, pero por algún motivo cada vez que me hablas tengo la sensación de que una parte de tí si desea que yo cambie al respecto...-lo vió cruzarse de brazos en la ventana y la forma en la que hablaba del árbol.- Solei no quiera que el árbol se seque, pero en mi contra admito que cada vez da menos huevos y eso es preocupan..

Lo había tomado desprevenido cuando lo tomó del brazo, notando algo tan curioso que le hizo perder de nuevo el habla. Dirigió su mirada repentinamente al demonio con molestia, pensativo mientras meditaba lo que le había dicho y sobre todo sus últimas palabras. Pero Ezequiel era temerario, seguro de sí mismo así que decidió ceder un poco jadeando ligeramente. Tomó la desición de romper la barrera, ahora concentrándose en otra cosa y soltándose con facilidad del agarre.

-Espera...grandullón...-comentó con más calma y se vizlumbró una sonrisa en sus labios para intentar calmar al otro tal vez dándole un poco de confianza, esa que estaba antojado en obtener. Permaneció allí firme, sabía que había algo en el otro que lo hacía especial y diferente . Debía satisfacer esa curiosidad de una buena vez y si para ello era necesario abrirle parte de sus pensamientos, estaría dispuesto a ello siempre y cuando el demonio fuera capaz de mantener la calma.-No sé si complementarse es la palabra, creo que es otro tipo de sentimiento el que estás buscando.

Bajó en una dulce caricia que aunque sin intención le resultó agradable, juntando ambas manos y usando la magia blanca. Otro cosquilleo más no tardó en recorrer su cuerpo, algo se lo decía en su interior, había encontrado parte de algo o alguien que había estado buscando por mucho tiempo. ¿Quien era realmente ese ser y que provocaba que lo hicera sentirse tan extraño?

-Diablos...-aquello le pareció algo sorprendente y lo observó perplejo.- Tú y yo tenemos algo en común, ¿acaso eres un reencarnado?... ¿lo eres?

No podía ser posible, pronto dió un paso atrás asustadizo, tropezando torpemente con el borde de la mesa. Era como si alguien más estuviera interfiriendo allí sin estar presente. Ezequiel no tardó en confundirse así mismo, recordando a la reencarnación de su Abel que por fin había aparecido y con el que había entablado una curiosa amistad y luego estaba Maximilian, que lo perturbaba mucho más. Andaba confuso al respecto cuando de pronto alzó su vista al mayor, ahora podía comprenderlo todo. Devas, solo Devas podía hacerlo sentirse así, no esperó coincidir antes con él que con cualquier otra reencarnación. ¿Por que el destino era tan complicado a veces?

-Admito que...esto es algo que me supera y podría culparte de ello...-comentó tocando su propia mano y ahora esa sensación impresa en ella. Esa aura, sus mejillas se sonrosaron con suavidad al instante. Estaba tan alterado que no tardaría en invocar su barrera de nuevo, aunque esta vez esa sensación graciosamente se la había provocado el propio Ezequiel.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Jue Nov 10, 2011 9:16 am

Noto aquella magia que envolvi las manos del angel tras ceder a la barrera, la forma en que se soltaba, no hizo movimiento alguno, ni dijo absolutamente nada, aquellos dedos finos recorriendole el rostro le hicieron pensar sobre las intenciones del angel, las palabras le sacaron una sonrisa, pero permanecio inmovil, solo dejando proyectar su aura suavemente.

Le vio taimadamente cuando escucho esa hilera de palabras brotar de los labios del angel de cabellos color oro, una reencarnacion, eso era Ezequiel, por alguna razon que no comprendio del todo, lo imaginaba por lo confuso de esa esencia, ,los pensamientos del angel si bien se abrieron un poco, no le decian nada demasiado profundo de aquel corazon.

-Estas en lo correcto y al mismo tiempo estas equivocado, mi alma es tan vieja y antigua como nuevo es este cuerpo...-

Le vio trastabillar y el mismo se levanto, los ojos de aquel ser le parecieron sorprendidos y el sonrojo en el rostro, la mente abierta le ensancharon la sonrisa, casi malignamente, saboreo y disfruto aquel rompimiento de fachada sin emociones que el angel trataba de mostrar, mostrandole justamente aquello que deseaba, la fragilidad y belleza que esa alma podia presentarle.

-No lo hagas.- Hablo quedamente hasta quedar frente a el, tomandole el menton con suavidad, deleitado por los ojos color avena de aquel rostro- Una barrera si bien es defensiva, es para ser usada ante los ataques del enemigo, una provocacion deliberada, y no estoy del todo seguro de poder controlarme ante una provocacion-

El dedo pulgar acaricio los labios del angel, al tiempo en que los ojos de Maximilian viajaban por las orbes ajenas.

-Lo sabes?... di mi nombre verdadero, aquel lleva mi alma grabado en fuego, dilo-

Ordeno quedamente rozando los labios de Ezequiel con los propios con una sonrisa marcada y los ojos devorando los ajenos, leyendo cuanto se mostraba ante el de aquella alma

·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ezequiel
Angeles
Angeles
avatar

Mensajes : 616
Fecha de inscripción : 31/03/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Jue Nov 10, 2011 5:09 pm

Estaba alterado y su cabeza daba muchas vueltas respecto al tema, ese interés que el mayor mostraba en él lo confundía. Notó un nudo en la garganta cuando le volbió a pedir que no convocara la barrera, cuando lo tomó con suavidad del mentón y empleó aquel argumento para intentar convencerlo de lo contrario.

-¿Provocación?...tsk...-enarcó una ceja algo desarmado ante aquello, se solbresaltó al notar como acariciaba sus labios y posó las manos sobre el brazo ajeno, sin embargo el ángel parecía esperar algo, era como si estuviera hipnotizado por la propia experiencia en sí que le hacia sentir el demonio. Esa presencia se imponía peligrosamente sobre él y no le estaba gustando ese dominio sobre su ser, ese del que el otro parecía estar tan seguro.

-!!Ah¡¡...espera...- Entrecerró su mirada con dulzura al notar aquellos tibios labios sobre los suyos, logrando sonrosarlo con suavidad y como sus manos apretaban el brazo ajeno, no era precisamente desagrable sentirlo o escucharlo, pero a Ezequiel le crispaba los nervios su actitud y no saber que se le estaba pasando por la mente. Cuando escuchó su pregunta lo observó unos segundos silencioso antes de responder, notando esa aterciopelada caricia cuando apenas habló rozando los labios contrarios.

-Devas...tu eres Devas...-murmuró con asombro. Devas seguramente debía seguir los dictados del corazón y buscaba a Remil, le negó de pronto, no quería que Maximilian cometiera un error con él y que lo que le hacía sentir estar cerca de Ezequiel lo confundiera con otros sentimientos. Se inclinó hacia atrás intentando separarlo de pronto.

-Espera, yo no soy Remil...lo siento...y es que...tan solo sientes esto por que yo soy un reencarnado.-susurró con cierto pesar, preocupado de lo que allí estaba pasando .Estaba tan confuso, se podía ver en la mirada avellana una tristreza profunda y la terquedad de no desear dañar a nadie.

-Tú amas a Remil ¿verdad? ...mi historia es otra, tendrás que seguir buscando.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Jue Nov 10, 2011 7:52 pm

-Pequeño y tontuelo angel...- Canturreo las palabras, salvando la distancia que trataba de poner Ezequiel, habia sentido el roce de aquellos labios sobre los propios, saboreando la dulzura de estos- No es con Ezequiel con quien estoy hablando?-

Toco los mechones rubios, jalando suavemente para que le mirara a los ojos, los chispeantes del demonio se habian hecho de oro fundido mientras miraba profundamente a aquel ser, la nota de tristeza no habia pasado desapercibida, es que se sentia desilusionado el angel por la busqueda que mencionaba?, era resentimiento lo que percibia acaso cuando escucho el nombre de Remil en aquellos labios?.

-No has comprendido del todo que ya he vislumbrado parte de tu alma?, piensas que puedo ser tan torpe para confundir un alma reencarnada de la de Remil?-

Le atajo suavemente por la cintura, inmovilizandolo con un brazo, sosteniendo la muñeca de la mano derecha con el otro, como si intentara zanjar la terquedad palpable de ese angel rebelde, seres tan peculiares de pensamientos complejos.

-Remil ha dejado de existir en este mundo, es que son tan obtusos todos en Eterna?, Remil dejo de existir... si el ha reencarnado, ya no sera Remil, sera la misma alma, pero sera una persona diferente.- Jalo la mano del angel hacia si, besando el torso de la mano, aun con la mirada encendida escudriñaba los ojos ajenos.

-Todos los reencarnados pasan por lo mismo... es absurdo aferrarse a la vida pasada... por que es solo eso, pasado, una nueva vida, una nueva identidad, la existencia por si misma es otra-Le solto, casi como si le concediera el permiso para escapar, se habia terminado acomodando los lentes en un gesto lento y casi calculado, sin perder detalle del angel.

-Todos... son tan cerrados de mente, por que piensan que Devas se aferrara nuevamente a algo que no fue?, el que fue el mas herido de todos, aquel que lo perdio todo, piensan que volveria a experimentar algo asi?, ese corazon, esa alma se volvio una cascara vacia y sin sentimientos... solo avanzando por que asi lo habia prometido, un demonio jamas puede romper su promesa, aun si esta les consume por dentro, si les mata lentamente-

Le dio la espalda al angel, tomando el libro que reposaba en la mesa, hojeandolo al azar en apariencia, leyendo un texto lentamente.- Un millón de palabras no pueden hacer que vuelvas. Lo sé, porque lo he intentado. Tampoco un millón de lagrimas. Lo sé porque he llorado hasta no poder más.- Recito suavemente, era de las ultima frases que el autor ponia en labios de Devas, miro al angel a tres cuartos sin dejar de darle la espalda

-Tu sabes lo que eso significa no es asi?-

·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ezequiel
Angeles
Angeles
avatar

Mensajes : 616
Fecha de inscripción : 31/03/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Vie Nov 11, 2011 9:29 am

-Erm...-se quedó un poco cohibido al ver aquel demonio jugueteando con sus mechones dorados, le producía ligeros cosquilleos. En fin, puede que poner su barrera fuera un poco exagerado ¿verdad? esa debía ser la forma de Devas en tratar a alguien cuando se le antojaba. Y Ezequiel lo experimentaba todo como un niño curioso, admirando al mismo tiempo aquel personaje que había sido fruto de auténticas deducciones, a cual más rebuscada. Debía tener cuidado con esa admiración que ahora sentía pero era algo que no podía evitar. Notó como lo acercaba de la cintura y puso empeño en controlar al otro, pero era inútil, fisicamente era más fuerte. Avispado suspiró con reginación tolerándolo esta vez y por su propio interés. La mirada avellana lo observó algo osada, estudiando aquellos movimientos y quedando más manso al sentir el beso en su mano.

-...¿?.-lo observó sorprendido al ver como se alejaba de nuevo, solo que esta vez el comentario de Devas a última hora no pudo evitar robarle una sonrisa. Negó para si mismo y se cruzó de brazos allí , así que Devas estaba cansado de la interpretación de amor eterno que todos hacían del. De solo pensarlo se le hacía gracioso, se sentiría de seguro acosado por todos aquellos comentarios.-Mjmjmj...entiendo...pero ¿sabes? no deberías culparlos realmente, es solo que las leyendas han lavado un poco el cerebro al resto...¿por que ahora todo lo que te rodea me suena un tanto ridículo?.

Se acercó tras él con bastante interés y centrando su empeño en comprender sus palabras. A pesar de alegrarse por la idea de que Devas ya no sintiera nada por Remil, hablar de si mismo con aquel demonio no entraba en sus planes y al parecer andaba terco en abrirse al mundo. Solo que.. la pregunta del demonio tras recitar las palabras del libro le llegó muy adentro, conocía demasiado bien ese sentimiento. Bajó la mirada inseguro, estaba cansado de tanta leyenda, de tantas pesadillas igualmente y ese dolor que no parecíar irse nunca. A veces deseaba darse una oportunidad a sí mismo, pero era tan hermético, tan frío y distante a los sentimientos ajenos que se asustaba de sí mismo.

-Conozco el desamor y conozco el amor...-murmuró suave, abriendo ligeramente parte de su dolor interno, pero era como sentir dagas en su alma clavándose sin cesar en vez de todas juntas.- pero no conozco el amor correspondido...es lo que nos diferencia, es lo que te diferencia seguramente de Sebel.

De pronto lo observó mientras lo rodeaba, quedando frente a él y cerrando aquel libro, alejándolo definitivamente de sus manos. Sabía que leer esos textos le estaba haciendo daño a Maximilian, lo sabía por que podía comprenderlo, era algo mutuo. Lo llamó por su antiguo nombre, aparte de que le gustaba como sonaba.

-Devas, no creo que tú merezcas sentirte un cascarón vacío...ya has sufrido bastante, así que supongo que deseas darte otra oportunidad...-voló el libro bien lejos mientras le sonreía suave y lo depositaba en la mesa con sus poderes.-Estoy frente a un personaje de leyenda y nunca mejor dicho...-murmuró tranquilo.

- Pensé muchas veces que haría si me encontraba con alguno de ustedes. No sé si sabrás todo lo que ha sucedido a tu alrededor, si andas enterado de los ataques a ángeles puros...algún imbécil está antojado en reunir las reliquias para revivir esa dichosa leyenda que se ha creado a tu alrededor. Todos creen que continuas amando a Remil, que Remil seguramente seguirá amandote a tí y viceversa, coff...coff...-resultaría incoherente pensar que Devas era el cabecilla de aquello después de todo lo que habían hablado. Ezequiel creía en sus palabras, en todo lo que le había dicho hasta ahora, al parecer el despertar de Remil no tenía ya tanta importancia para el demonio y sonaba bien curioso. Estaba fascinado, no paraba de observarlo, no tardó en convertirse en su objeto de estudio olvidando cierto peligro, lo que le estaba urgiendo al otro.- Dime...

Había un brillo especial en los ojos avellana, ilusión. ¿ Devas retrasaría las inquietudes de Ezequiel para más tarde y se aprovecharía de la situación? ¿O por el contrario alargaría la conversación hasta las tantas de la noche?. Por que no debía dudar en ningún instante que pese a sus acercamientos, la curiosidad de Ezequiel era mucho mayor antes que desear escapar. Estaba lleno de preguntas y no pararía hasta satisfacer su curiosidad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maximilian
Demonios
Demonios
avatar

Mensajes : 340
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   Vie Nov 11, 2011 10:04 am

-Por que lo es, es ridiculo...- Suspiro, era mas un acto para sacar descansar de algo que le parecia trabajozo, dificil y pesado, mas que la necesidad de expulsar el vital aire de aquella manera, habia tomado un nuevo aliento, mirando en direccion del angel una vez que este se coloco frente a el.- Interpretaciones a final de cuentas, tiene una especie de morbo perturbante escuchar lo que se dice, ver las cosas a traves de los ojos de otros-

Una sonrisa se le escapo tras el comentario, los ojos de aquel angel eran tan traicioneros a su dueño, aun si este se molestaba en dejar su rostro petreo, esa mirada no podia engañar a un buen observador, eran espejos al alma del angel, puertas que eran faciles de abrir para deducir lo que arrasaba a esa alma. Le escucho pronunciar su nombre y un temblor le recorrio el cuerpo, no era una sensacion agradable, pero distaba mucho de ser desagradable, aprensivamente un pensamiento le asalto la mente y se sonrio con cierta amargura.

-Lo se todo... lo he visto todo, tal cual lo ve y lo sabe todo Edreid, Lhovel, Cristal o el dormido Sebel, somos... fuimos los hijos favorecidos por Solei, los guardianes de sus demas hijos, las extensiones de si mismo, lo que ha pasado desde que todo este drama comico comenzo, desde que los corazones comenzaron a desear y anhelar, desde el principio, los pecados incluidos...-

Le acaricio suavemente el cuello tras notar la especie de tos que escapaba de esos labios, preguntandose si era a causa de algo en especial, le escuchaba hablar, miraba ese brillo en los ojos. Los ojos color oro se clavaron friamente en los avellana, sonriente advirtio algo.

-Tu estas enamorado de la leyenda?, valdria cualquiera para saciar tu curiosidad?, ya fuera Remil o Sebel... cualquiera estaria bien?, eres injusto pequeño Ezequiel, me reclamas por poder confundirte con Remil, pero haces exactamente lo mismo conmigo... es a Devas a quien buscas en este cuerpo?, me arrepentire de revelarme ante ti?-

Aferro los cabellos de la nuca con fiereza, atraido por aquella esencia que desprendia el angel, lamio los labios imponiendo cierta fuerza, zanjando cualquier intento de escape y forzo aquellos labios con fiereza cuando penetro dentro de ellos saboreando un poco al angel, saciando su propia curiosidad.

-Statu quo, pequeño Ezequiel... si quieres que responda a tus dudas, entras que saciar mi curiosidad-

·´¯`·.·÷×÷·.·´¯`

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Expiación y Pecado   

Volver arriba Ir abajo
 
Expiación y Pecado
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» La mansión del pecado
» Pecados en soledad
» La mansión del pecado [Se aceptan reservas]
» Aydin ~ Herrero de la banda del Pecado Divino [IRA]
» La hija del pecado (Liesel ID)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Hell and Heaven Revolution :: ♠Heaven♠~Palacio Celestial~ :: Salones Principales :: Biblioteca-
Cambiar a: